Sigmund Freud

 
06 -05- 1856 / 23 -09- 1939
 
Hoy se cumple un nuevo aniversario del fallecimiento de Sigmund Freud. ¿Qué decir que no se agregue a la serie de miles de cosas que siempre se dicen de él? Tal vez lo más evidente: nos queda el desafío de atrevernos a ser como Freud, en su posición, la de no retroceder frente al psicoanálisis mismo.
Freud puso en juego su práctica, sus errores, no tuvo miedo de hacerlo. Y fue así como se convirtió en el creador de esta experiencia que muchos atravesamos.
Freud expuso y se expuso, rectificó cuando fue necesario. Estuvo atento a los hechos, no se encaprichó: “toda teoría es gris, caro amigo, y verde es el árbol de oro de la vida” citaba una y otra vez.
Soñó con un psicoanálisis científico, sin embargo, la respuesta vino por el lado de la poesía. Nunca fue mejor entregado el premio Goethe. ¿Qué importan los Nobel capitalistas, moralistas, cobardes y caprichosos?
Nos queda a nosotros, aquellos que nos inscribimos dentro de su legado, aceptar el reto, sostener esa posición, no dormirnos en las falacias y las cobardías.
Lacan lo hizo, no retrocedió. Así fue freudiano y nos volvió lacanianos.
A ochenta y dos años de la muerte de Freud la puerta sigue abierta. Hay que atreverse a cruzarla.
 
Mercedes Ávila
Sebastián Digirónimo
Fotografía de Sigmund Freud fumando en 1922, por Max Halberstadt.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s